Follow by Email

jueves, 30 de junio de 2011

Del griego ful al español folk

Un griego ful

Un español folk

Fuga de Afganistán

¿El camino de vuelta?

CLICK

En un año, Enrique Goñi ha devaluado Banca Cívica en 2.000 millones de euros

-Es el dinero en que ha devaluado el proyecto de fusión de cuatro cajas (Navarra, Cajasol, Burgos y Cajacanarias) respecto a la primera oferta de Flowers Powers. La razón: el navarro no quería tener dueño. Eso sí, entre él y Pulido cobrarán hasta 7,5 millones de euros anuales (30% variable). La conversión de las cajas de ahorros en bancos deviene en desastre. Ángel Corcóstegui consultó al Santander su incorporación a Cívica...

Click

La paz y la cultura

Burgos no busca la paz

Francisco Javier Gómez Izquierdo

Este lío que se ha montado con la elección de la capital cultural que ha de representar a España me ha pillado bastante descolocado, pues llevo un año entretenido en explicar a los cordobeses las bondades del río humano que pasa por Gamonal rumbo a Santiago, la catedral de Burgos, el Museo del primer europeo y lo poco conocidos que son la Cartuja de Miraflores o el Monasterio de las Huelgas, cuya abadesa llegó a mandar mas que el Papa. Los cordobeses me decían que sí, que Burgos será muy culta y muy bonita, pero que ninguna se ha implicado como Córdoba en el tema. Había más novias la víspera de los Sampedros, pero la cosa apuntaba a Burgos, que es mi pueblo, o a Córdoba, que es el de mi tierno infante. Si el novio (al que llaman Jurado) se hubiera inclinado por los encantos de Zaragoza, Segovia o Las Palmas, las dos ciudades que tanto me tocan también discutirían la decisión, pero lo harían con muchas menos razones que las que se pueden esgrimir ante la última zapatiesta.

-“.. por la contribución a la paz” -dijo Manfred Gaulhofer, un tipo con más pinta de play boy que de sabio... y sus palabras sonaron como un bombazo de repetición destruyendo la ilusión de Córdoba y la certeza burgalesa. Tras la repentina sorpresa y teniendo en cuenta que uno tampoco veía tan transcendental que una cuadrilla de tíos listos convierta la cultura en un concurso de Misses, intento explicar al niño cómo van éstas cosas y para ello procuro documentarme.

-Mira mozo, todo esto es un cuento. En los vídeos de promoción de las ciudades cada una pone lo que cree va a resultar. San Sebastián puso a Iñaki Gabilondo en actitud de Amén Jesús al principio del suyo y al otro hermano Gabilondo, que es ministro de Educación al final, con pinta de decir “podéis ir en paz”. De los trece votos del Jurado, seis los pone el Ministerio de Cultura y es Ministerio éste que los socialistas tienen costumbre de enredar con el de Educación. El presidente Zapatero necesita hacer buenas migas con los nacionalistas y sus ministros atienden los requerimientos del presidente, como es lógico entre compañeros... El otro día en el Congreso, sin ir más lejos, hubo unos acuerdos extravagantes por un quítame allá unas abstenciones que sorprendieron, por lo ventajosos, a los propios diputados vascos. Lo curioso es que creo que el nuevo alcalde de San Sebastián apoyaba a Zaragoza, pues lo de representar a España no lo veía él muy abertzale.

Burgos, que en la prensa maña era la tapada, no ha levantado mucho la voz y se ha ido de fiesta para olvidar pronto el disgusto, pero Doña Rosa Joaquina Aguilar y el alcalde Belloch se han “indignado” y están pensando acampar en la puerta del Sol. Creo que no llegarán a tanto y sería oportuno recordarles que la decisión es cosa de sus amigos. Del jefe de su partido y de la familia Gabilondo, mucho más influyente en determinados asuntos de lo que sus cercanos imaginan.

Córdoba, tampoco

Anuncios de paz en San Sebastián

'Txeroki', absuelto

-La Audiencia Nacional ha absuelto este jueves al exdirigente etarra Garikoitz Aspiazu, «Txeroki», del intento de asesinato del vicepresidente del Grupo Correo -actualmente de Vocento- Enrique Ybarra, que recibió un paquete-bomba en enero de 2002.

Click
_____________
Y click

La alcaldesa de Olite hizo que se retirara un control de alcohol en una romería

Pinturas murales de Santa Brígida, Olite

Compré una mula en Olite,

y se me murió en Tafalla.
La mula yo n o la pago
hasta que no resucite.
Jota navarra

-El 21 de mayo, la alcaldesa de Olite, la socialista Mª Carmen Ochoa Canela, consiguió que se retirara un control de alcoholemia que la Guardia Civil había establecido con motivo de la romería de Santa Brígida de la localidad. Según consta en un informe de la Benemérita, la primera edil se presentó en los controles, realizados por la tarde y por la noche, y reprochó a los agentes que estuvieran perjudicando a los vecinos, y que lo hicieran, además, "en víspera de elecciones" (la romería se celebró durante la jornada de reflexión; Ochoa perdió al día siguiente la alcaldía)...

Click

Cortés nunca lloró. Ni siquiera en los brazos de Doña Marina*



[…] ¿El árbol de la Noche Triste? ¡Bah! Simple leyenda de un hahuahuete absurdo que se muere de tuberculosis. Necesita de esa leyenda para sobrevivir. Lo mismo que algunos hombres que se pasan la vida contando hazañas que no vivieron. Hombres maltrechos y malpocados las más de las veces. Resultan más interesantes los hahuahuetes de Chapultepec. Son más fuertes. Más grandes y más robustos. Ellos también han visto a Cortés. Pero no hablan de lágrimas. No necesitan de la mala lengua para levantarse vencedores del tiempo. Rechazan las inyecciones, propias de un morfomaniaco heróico, que se le inyectan al Árbol de la Noche Triste por temporadas. Es en vano que nos repitan nuestros queridos cuates:

“Aquí lloró Cortés.”

También a mí me lo dijeron bajo el mismo arbolillo. Pero es mentira. Ni Cortés ni yo hemos llorado. Y los dos íbamos entre corchetes y alguaciles.

Cortés no ha llorado nunca. Ni siquiera en los brazos morenos y ardientes de Doña Marina.
Téngase en cuenta que esa noche llovía a torrentes, según dicen los historiadores. Rodaban los truenos por la bola negra y cóncava. Los relámpagos rubricaban los árboles con signos trágicos. Bueno, pues los truenos pudieron ser las voces roncas de los conquistadores de la raza. Los relámpagos, el zigzagueo de las espadas acuchillando las sombras en manos de los soldados. La lluvia aperdigonaba la fronda. Luego no era Hernán Cortés el que lloraba bajo el árbol de la Noche Triste. Era el árbol el que lloraba, bajo la lluvia sobre el casco de Hernán Cortés. Las lágrimas del árbol le rodaban a D. Hernándo pior sobre la barba espesa y recia.
De ahí la equivocación histórica. La mala leyenda que quiere presentar llorando como niño, en lo más culminante de la tragedia, al más grande y más fuerte de los soldados de España curtidos por el sol de Extremadura.

Alfonso Camin
La Esfera. Noviembre 1926
_______
*30 de Junio, aniversario de la Noche Triste

La penúltima fechoría de Zp


Ignacio Ruiz Quintano
Abc

Al enterarse de que la elegida para Capital Europea de la Cultura era San Sebastián, la ministra cordobesa Rosa Joaquina hizo pucheros. No por la piñata perdida, sino por la evidencia encontrada: Zapatero es Freddy Krueger, cuya penúltima fechoría para hacerse un hueco en la historia, entre Gandhi y Lanza del Vasto, es esta kermesse por la paz.

El gran compromiso en contra de la violencia y la idea de usar la cultura para ello.

Ahí tienen el motivo que ha dado un jurado de pacifistas para votar lo que ha votado. Tienen una pinta de “indignados” profesionales que inspira confianza, aunque no quiero pensar lo que diría de ellos el Thomas Bernhard de “Mis premios”:

El universo mismo no es ya un cuento de hadas: Europa, el más bonito, ha muerto, ésa es la verdad y la realidad. La realidad, como la verdad, no es un cuento, y la verdad nunca fue un cuento de hadas.

Bueno, eso decía aquel Bernhard, antes de describirnos cómo roncaba la ministra de cultura austríaca (paisana de Gaulhofer, el jefe de los “indignados” que han votado por la paz de España):

–Porque la ministra roncaba. Aunque muy suavemente, roncaba; roncaba con el suave ronquido de los ministros, conocido en el mundo entero.

La ministra Sinde y sus jurados se mueven en ese ambiente a lo “Spain… on the road again”, donde Gwyneth Paltron y un tipo que se presenta como crítico gastronómico del NYT se codean con Arzac y con Adriá, y al llegar a Córdoba hacen parada en la mezquita, y suelta el crítico gastronómico:

–Desde aquí Felipe II dirigió el mundo.

Entre el Kursaal de Moneo y la Mezquita de Abderramán, ¿qué diferencias pueden advertir esos jurados? Vale que el Kursaal de Moneo no deja ver el mar, pero, con tanta columna, ¿qué deja ver la Mezquita de Abderramán? José-Miguel Ullán la comparaba con la sala Cleofás de Madrid. Cuando un artista estaba mal en Cleofás, Ullán, en vez de decir eso, decía que las columnas le habían impedido verlo.
Quiero decir que, frente a Córdoba, San Sebastián tiene mejor cocina y un presente más “thriller”, que ha sido lo decisivo.

Seguir leyendo: Click

L’aire es fi, sense ardor, / adolescent, flotant, / larva de vaguetat...

Sin palabras

Sin comentarios

Sin llaves

El verdadero sabor de Italia

Monumento al doctor Robert,
teórico de la raza catalana

Gay Pride Sitges 2011

El chiringuito de Ruano

El origen del término

Los eximios visitantes

Los escultores de arena y su obra, con caja petitoria

Cocodrilo

Escena Simpson

Una serpiente en el paraíso

Escultura Kodak

Asentamiento de "indignados"

Vivas a su Revolución

Su Revolución

Dar que pensar

Más se perdió en Cuba

Inmortal Utrillo

Jardines de Ruano

Noche en Sitges

Jueves, 30 de junio

MADRES

-Veinticuatro de diciembre de 1973. Yo tenía diez años. Estaba estrenando un pantalón blanco de lino que mi madre me había regalado ese mismo día, por la tarde, con una de sus advertencias favoritas: "Ya sabes, mijo: este pantalón es muy elegante. Trátalo como si fuera un arreo de la iglesia."
LAS VERDADES DE MI MADRE / ALBERTO SALCEDO RAMOS

Ignacio Ruiz Quintano

El accidente del día...


...24 de Enero de 1911

miércoles, 29 de junio de 2011

Glastonbury Festival 2011

Contra viento y marea

CLICK

John Lennon, un republicano en el armario


-Esto provocará más de un aneurisma: John Lennon era un simpatizante del partido Republicano 'en el armario', secretamente, durante los últimos años de su vida. Cantad todos conmigo: "Imagine there's no Carter / it's easy if you try / No leftist below us / above us only sky / Imagine all the people / Voting for the GOP -- uh uh uhuh".

Barcepundit

En la muerte de Lobo Diarte


Lobo Diarte con Arteche
A los dos se los llevó el cáncer

Cada día más cerca de hacernos antitaurinos

Cayetano en Arévalo

José Ramón Márquez

El trust se ha hecho el amo, y además es que han perdido la vergüenza. Por doquier, mansamente, se han ido colando, ya lo dominan todo y el que se mueve no sale en la foto. Resulta que todo aquel contubernio de agitación y propaganda pro cultura, todo el tormentón de la abolición de Barcelona, todo el interés cultural de la Fiesta se ha sustanciado finalmente en un fatal reforzamiento del grupo de toreros del trust, de sus adláteres y de su ideólogo Toño Matilla, que ahora están perfectamente organizados para copar todas las ferias y festejos, y lo mismo les da que sean en plazas de primera, de segunda, de tercera o de carros, porque lo que tienen claro es que ellos, vayan donde vayan, se van a anunciar siempre con simulacros de toros, con esos repugnantes bichos enanos, claudicantes, de romos pitones, que no tienen ni media leche y ante ellos se van a dedicar a ensayar sus posturas achuladas y a hacer burla del toreo que les da de comer, que les hace ricos.

Ver las fotografías de lo que andan matando por ahí, como las que publicó el otro día Antonio Martín en “Hasta el rabo todo es toro”, da ganas de hacerse antitaurino. ¿Qué les habrán hecho esos pobres peluches para que tengan que clavarles un estoque? ¿A santo de qué lo de picar (¿?) y poner banderillas a esas birrias? A lo que vamos, la evolución natural de esta porquería travestida de toreo, es entonces lo de Cayetano en León: no matar al pobre bicho que estaba tan a gusto en su dehesa y que no se sabe por qué lo tuvieron que ir a molestar; dejarle vivir su estúpida vida en paz. Por eso hay tantos indultos ahora.

Aunque yo creo que esas porquerías no son para matarlas en la arena luminosa de la plaza de toros, porque esas basuras piden la oscuridad y la discreción del matadero y de la puntilla, y morir escuchando el rascar de los cuchillos de los destazadores contra las chairas, porque la muerte en la arena es para los toros de lidia. Esos animales repugnantes de los que se burlan sin recato los del trust de la inanidad, ¿hará falta repetirlo?, no son toros ni lo que les hacen es lidia. Es un simulacro macabro, una burla del toro y del toreo en el que la muerte deviene en un acto absolutamente incomprensible, porque ¿a santo de qué hay que matar a un pobre bicho que no te hacho nada más que favores?

***

¿No habrá un solo justo? Parece que no. Parece que en estos albores del siglo XXI ya no hay nadie que quiera defender con entereza la grandeza del torero que se mide con enemigos acordes. Informa ‘Division de opiniones’ de que 26 novilleros, se dice pronto, han rehusado anunciarse con una novillada de Moreno Silva a celebrar en Millas (Departamento de los Pirineos Occidentales, Francia), 26 desgraciados que tienen el mismo odio a la casta que el que profesan sus hermanitos mayores, en los que ellos se miran: Morante, Manzanares, July, Castella… 26 tontos que, antes de volver tras la barra de un bar o a empuñar la talocha, se piensan que eso es el toreo. Así está esto.

San Pedro en Burgos


PREGÓN DE ÓSCAR ESQUIVIAS PARA LAS FIESTAS DE SAN PEDRO'09

-¡Sampedritas, sampaulinos, burgaleses, forasteros, amigos todos!

Ya estamos aquí juntos, en la Plaza Mayor, como todos los años, con el verano recién estrenado, nuevecito, bien planchado. El verano en Burgos, ya se sabe, es un traje al que no le sabemos tomar bien las medidas: siempre se nos queda corto, nos tira un poco por la sisa, a veces nos aprieta y nos da un calor del demonio, y otras viene con las costuras abiertas y por allí se nos mete el frío. Por eso los chopos (tan previsores, tan burgaleses), cuando los días son largos, luminosos, nos llenan la ciudad de pelusas, que son como los copos de nieve de mentirijillas que se usan en los teatros para fingir las tormentas, y así nos recuerdan que no hay que confiarse, que por mucho que luzca el sol nosotros vivimos en la cuna del cierzo y siempre hay que estar prevenidos: para combatir el frío hay que bailar y tener el ánimo alegre, debemos estar siempre dispuestos a besar y abrazar a los que más queremos, que es la forma más segura de espantar la tristeza y los fríos...

Seguir leyendo: Click

Combinado del Este


-Nueve de la mañana a las afueras del Combinado del Este, la mayor prisión de Cuba. Decenas de familias se agolpan para oír a una adusta militar que grita los apellidos de los presos. De inmediato, nos mandan a avanzar por un camino estrecho hacia la garita donde revisan los bolsos y pasan el detector de metales sobre nuestros cuerpos. Inspeccionan también los sacos de comida que durante semanas se han ido llenando de galletas, azúcar, refrescos instantáneos, cigarros y leche en polvo. Son el resultado del desvelo y del desprendimiento de los parientes que se privan de estos alimentos para donárselos a los reos...

En Generación Y

Aumentan en un 81% las absoluciones por "terrorismo" en la Audiencia Nacional

-El balance de la representación del Ministerio Público español en la Audiencia Nacional, que repasa los cinco primeros años de mandato de Javier Zaragoza como fiscal jefe, revela que el año pasado se produjeron un total de 49 absoluciones en juicios relacionados por «actividades terroristas», una cifra que prácticamente duplica las 27 que se registraron en el ejercicio precedente.

Click

Curro Luque, el relevo que nunca llegó

Gregorio Cruz Velez, Manuel Benítez ‘el Cordobés’
y Manuel Beuzón Luque, ‘Curro Luque’

-Manuel Beuzón Luque nació en El Puerto el 10 de junio de 1954... Su trayectoria empezaría a cambiar el 2 de octubre de 1977, día que se presentó en Las Ventas. Tras dar muerte a un novillo de la ganadería del Jaral de la Mira, diera una clamorosa vuelta al ruedo y además se ganara la repetición para el siguiente 23 de ese mes. En este festejo fue cogido de impresión por su segundo novillo, pero pese a ello dio pie al crítico taurino de ABC, José Luis Suárez Guanes, a que la crónica del siguiente día la titulara: ‘La resurrección del toreo de capa’.

En Gente del Puerto

Camaleón

El síndrome de Comala

Vivir en las nubes

CLICK

Miércoles, 29 de junio

LA UNIDAD

-¡Hala, a barrer! Escobazo a los señores. Escobazo a los alcaides. Escobazo, luego, a los municipios y a sus Cortes. Y al clero, gentecilla turbulenta. Y, hay que decirlo, a los intelectuales, a ciertos intelectuales, aventureros de la hechicería y la magia. Y a los moros, moriscos, mozárabes, cuya multiplicación mueve a la Reina al asco. Y, más tarde, a los judíos... España se hace a este precio. Y su unidad.
LA VIDA DE FERNANDO E ISABEL / EUGENIO D'ORS

Ignacio Ruiz Quintano

martes, 28 de junio de 2011

De cómo Colombo resolvió el caso de los toros

Ricardo Montalbán


José Ramón Márquez


Con la muerte de Peter Falk, de la que el otro día dábamos cuenta en los Salmonetes..., se cierra definitivamente la peripecia vital del teniente Columbo –Colombo, que dijimos siempre en España-, esa especie de Luis Candelas policial que siempre estaba a la caza de ricachones con mansiones despampanantes, coches caros y gustos refinados, y resolvía los más intrincados casos a base de observación y de insistencia.

El teniente Colombo tuvo también su relación con los toros. En el episodio ‘A matter of honor’, de 1976, se ve involucrado en la investigación de un crimen cometido por el matador retirado Luis Montoya (Ricardo Montalbán) en la persona de su peón de confianza, Héctor Rangel (Robert Carricant), utilizando como arma homicida un toro bravo. Colombo está de vacaciones en México y una serie de circunstancias le ponen en contacto con el detective Sánchez (Pedro Armendáriz, jr.) a quien ayuda a desentrañar la manera en que Montoya, que piensa que ha sido traicionado por Rangel, droga a su víctima para dejarle, en la plaza de tientas de su finca, a merced de las astas de un toro.

Lt. Columbo: May I ask you a personal question, sir?
Luis Montoya: Oh, by all means.
Lt. Columbo: Did you injure your leg in the bull ring?
Luis Montoya: [nodding] On the Plaza Del Toros, Mexico. It was the wound that ended my career. And, ironically, it wasn't even the bull I was supposed to fight. You see, I was appearing mano a mano with a young matador who froze, and the bull gored him. I jumped to his rescue, and I too, was gored. Badly. Here. They tried to take me to the infirmary along with the young matador , but I refused to go. Despite the blood flowing from my wound, I stayed in the ring and I did one of the best fights of my career. I killed the bull with one thrust. The people loved it! They stood up and gave me an electrifying ovation. Two ears and a tail! That was my last fight.
Lt. Columbo: Well, that must have taken a lot of courage, sir.

Madrid como rompeolas de todos los caciques

Monago, martillo de los terratenientes de Serrano

¡QUE LES DEN!

Ignacio Ruiz Quintano

Abc

La consigna «¡Que les den!» es cosa del pepero fuerte en Extremadura, y no se refiere a los socialistas, sus adversarios en la adversidad (aquí un buen cronista deportivo diría «valga la redundancia»), y tampoco a los comunistas, que por una vez en su vida van a hacer de «tontos útiles» o de «compañeros de viaje» (hay diferencia entre una cosa y otra, pero no hay sitio en un folio para explicarla) de la derecha en el extremo del Duero. A quien Monago se dirige con su formidable «¡Que les den!» es a los terratenientes extremeños de la madrileña calle de Serrano, que yo no sé cuántos serán. Monago, sí, porque los ha contado, y con esas cuentas en la mano concluye que, democráticamente, eso tipos son, por su número, irrelevantes. De todo este planteamiento se desprende que, si para ser presidente con la abstención de los comunistas, Monago tiene que crucificar (metafóricamente, que en España y con esto calores ya se sabe) a un centenar de terratenientes, los crucifica. Crucificar, en este caso, no sería lo que Pompeyo hizo con los esclavos de Espartaco; crucificar sería... meterles la mano en el bolsillo para ayudar a la causa de la derecha que no es derecha, pero que con los votos de la derecha, porque a algún lado tienen que ir esos votos, más la abstención de los comunistas, va a gobernar como si fuera la izquierda que durante los últimos cuarenta años ha gobernado, al decir de los comunistas, como si fuera la derecha. Allá ellos. Otra cosa es meter en el lío a Madrid, rompeolas de todos los caciques de España...

Seguir leyendo: Click

El infumable palco de Las Ventas contra Joselito Adame

Joselito Adame se va por la espada


José Ramón Márquez


La verdad es que llevo dándole vueltas a la deplorable actuación del palco en la corrida de ayer, y la forma tan profunda en la que esa forma de presidir, tan a la ligera, perjudicó los intereses de Joselito Adame. Sólo se me ocurre, como explicación de tan desgraciada actuación y tratando de ser generoso, la falta de afición, de amor a los toros, a la historia del toreo y de principios sólidos sobre los que asentar y mantener la opinión.

No es de recibo que, como pasó en el segundo, se le saque el pañuelo verde a un toro, cuando lo que corresponde es que comience la faena de muleta. Sospechamos que, por torpes que fuesen, ya tuvieron tiempo el usía y sus doctos asesores para calibrar las condiciones del animal después de haber sido parado, picado por dos veces y banderilleado por tres veces. No tiene explicación que, de pronto, se caigan del guindo, tomen la peor decisión, y en vez de cambiar de tercio, saquen el moquero verde y cambien de toro. Nula personalidad del Presidente y responsabilidad compartida en la desacertada decisión por los que se sientan a su derecha y a su izquierda, que no están en los toros de espectadores, precisamente.

Y siendo deplorable lo que pasó con el segundo, creo que es mucho peor lo que pasó con el quinto, pues, si en el anterior se pecó de falta de reflejos, en éste se pecó de velocidad supersónica. Se puso de vuelta a los corrales a un toro que era más feo que pegar a un padre y más basto que una transfusión de pan rallado, pero que sepamos ni la fealdad ni la bastedad son causa suficiente para expulsar del ruedo a un animal que por la mañana fue aprobado. El propio toro se encargó de ridiculizar al palco cuando, una vez exhibido el pañuelo verde, se arrancó al caballo y tomándole por delante le levantó con facilidad a base de fuerza y riñones. ¿Y a cambio, qué nos dieron? Pues a cambio salió el inmundo sobrero de El Sierro, con el que ya dejaron sentenciada definitivamente la tarde de Joselito Adame. Estas son mis notas: “Empieza por ayudados por alto, el toro se cae. Naturales, se cae. Derechazos, se cae. Derechazos, en el remate se cae. Naturales, en esa serie no se cae. Derechazos, en el molinete de remate, se cae. Estocada tendida arriba, bien ejecutada, el toro se cae para no volver a ponerse en pie.”

El Presidente se llamaba don Julio Martínez Moreno; el asesor don José Cabezas Porras; el veterinario, don Francisco Javier Horcajada García. Los tres lo hicieron muy, muy mal.

Martes, 28 de junio

Las rubias y las morenas están sobrevaloradas.

Ignacio Ruiz Quintano

Junio y Bocanegra


lunes, 27 de junio de 2011

El fútbol burgalés es de Segunda B

Con el miedo en el cuerpo

Francisco Javier Gómez Izquierdo

Tenía el convencimiento de ver al Mirandés en El Arcángel, pero no va a poder ser. Seguí el partido del ascenso en la tele del Marca y el fracaso se explica por el vértigo que sufre el hombre modesto cuando huele la gloria. A falta de 20 minutos de un total de 180, los mirandeses ganaban 2-0 y aquello tenía una pinta divina, pero como siempre les ocurre a los entrenadores temerosos, Carlos Pouso, el míster rojillo, quiso arreglar lo que bien estaba y por supuesto lo amoló. Sacó un morrosko en punta que parecía ir con el enemigo y sentó al que mejor estaba jugando, un tal Candelas, en vez de al recién casado Pablo Infante, que arrastraba cansancio a quintales... pero lo que me hundió en la butaca mecedora bajo el aire acondicionado es esa matraca que repito a muchos aficionados poco avisados: “..los periodistas, los futbolistas, e incluso más entrenadores de los que creemos, no se saben el Reglamento”.

Un alcarreño de morado sacó de banda y la defensa mirandesa se adelantó para dejar en fuera de juego a un tío con nombre cartaginés... ¡en un saque da banda! No me lo podía creer. Esa jugada de listos entre R. Carlos y Raúl se convirtió en una jugada de tontos en tierra de ferroviarios... y era el minuto 87. Ya no había posibilidad de reacción y el Mirandés sigue en Segunda B. Con el Burgos... y con la Arandina, que ha pasado la eliminatoria contra el Alcobendas de Alfredo Santaelena en Tercera y también es equipo de bronce. Sólo falta el Rácing Lermeño.


Aníbal en Anduva

Guadalajara en Segunda
Por primera vez en su historia