Follow by Email

martes, 30 de noviembre de 2010

Pinchanalgas en el entorno del Museo de la Evolución Humana



Tiene 20 años, es vasco y estudiante -no ha trascendido de qué- y vivía en un piso cercano a Santa Clara. Al anochecer se vestía con su traje de asalto, una sudadera amplia con capucha, y salía a la calle al acecho de sus víctimas. Aprovechando la oscuridad, las vigilaba y, cuando estaba seguro de que nadie le observaba, salía a su encuentro, las abordaba por la espalda, las apretaba el cuello y les pinchaba con un objeto punzante en las nalgas...

En Diario de Burgos

Unión Especuladora...*

De La cena de los idiotas...

...a La merienda de los listos

Paga el Real Madrid
___

*Malapropismo de José María García

De alubias

Agosto 2007.
Mirando la Demanda en charla con los panaderos de Ibeas

Francisco Javier Gómez Izquierdo

¡Más importan las alubias de Ibeas que las cuitas de Mourinho! Es caso curioso que cuantas más alubias recomiendo, menos alubias disfruto. Hablé maravillas de las que preparan en Piedrabuena con perdiz y allí acudió el alma y corazón de Salmonetes... Mentamos las de Ibeas en las aventuras de Melquiades, y ya el amigo Márquez ha encontrado ocasión de catarlas como merecen. Don Ignacio intentaba convencernos estos días de la divinidad de los profetas que vienen de la Lusitania mientras el amigo sabio buscaba la que en tiempos de Melquiades era la cantina de la capital de los Juarros, y hoy comedor junto al centro de interpretación del primer europeo.

Cuando fuimos taberneros y teníamos que asar dos o tres lechazos, los llevábamos a la panadería de Ibeas, que creo sigue siendo la misma de entonces. Dos hermanos serios y trabajadores modernizaron el viejo obrador y recorrían la comarca con unas hogazas ante las que no había mas remedio que sucumbir. El otro panadero venía de Barbadillo del Pez. Se llamaba Fede y murió joven y de repente.

Ibeas ya es un barrio grande de Burgos. Tiene hasta hotel moderno para peregrinos y amigos de Atapuerca. Llevo unos años que ni paro en el pueblo y es dejación imperdonable. El mejor modo de levantar el ánimo de don Ignacio -después de la faena de Barcelona, donde su equipo de fútbol acabó con 10, como venía advirtiendo la dirección técnica del R. Madrid*- es apretarse un buen plato de alubias rojas, de las que al caldo llamamos chocolate. A ésa ya no puedo faltar. Tengo ganas de comer alubias en condiciones. Como las que hacía mi madre en la lumbre.
________
*Nota del editor:
No era vana la advertencia de la dirección técnica del Real: Iturralde debió suspender el partido a los cinco minutos por incomparecencia del Madrid. Pero, si dejó seguir, debió pitar penalty a Cristiano y expulsión del portero gótico del Barça.

La ética de lo obsceno


Son legión los literatos que, en cualquier época, no han escatimado medios para hacer carrera, y los recursos de su astucia, llamémosles barojianamente así, superan con mucho a los de que los que tienen Hollywood como meta. Es gente capaz de todo y de la que todo cabe esperar, menos una obra maestra. Su sentido más desarrollado es el del olfato. En una de sus obras, dice Louis-Ferdinand Céline: Ce qui guide toujours le mieux c’est l’odeur de la merde.

(Seguir leyendo en Viñamarina)

Estados Unidos se aprovecha de Wikileaks y los periodistas no se enteran

En los cables filtrados por Wikileaks hay informaciones que a Estados Unidos le interesa que se sepan. La secretaria de Estado, Hillary Clinton, lo aprovechó ayer: los documentos confirman que Irán es una amenaza para todos.

En Obamaworld

(Recomendado por Barcepundit)

La Olla Podrida de Ibeas de Juarros

Las alubias

José Ramón Márquez


Aleccionados por Gómez Izquierdo y aprovechando una excusa mínima nos ponemos en marcha hacia Ibeas de Juarros a por las alubias, o por mejor decir, a por la Olla Podrida, la olla poderosa que saca los fríos del cuerpo y que entona el vientre.

Dejamos las nieves madrileñas para irnos a disfrutar del sol de Burgos y para constatar que de lo que dice el tío ése del tiempo a lo que pasa de verdad suele haber un abismo y, también, que si acaso acierta, a nosotros qué más nos da.

Pasamos por Castañares, que me parece que ya se lo ha comido Burgos como se comió a Gamonal, a Capiscol y a Villatoro, por el cantón de Castrillo del Val, y ya estamos en seguida en Ibeas, como hace tantísimos años.
Claro que siguiendo a nuestro guía nosotros íbamos como una flecha a sentarnos a la mesa en Los Claveles y la sorpresa que nos llevamos es que está cerrado. ¡Vaya, hombre! No nos desanimamos y entramos justo enfrente, en Cantina’s. Como es natural tenemos un plan de escape, por si la cosa pinta mal, que es irnos a Casa Pancho y renunciar a las alubias.
Pedimos unos riberas y miramos lo que tienen en la barra, y como nos parece que aquello tiene un aspecto solvente, decidimos subir al comedor.
Lo primero que pedimos es un poco de morcilla frita, porque la de Burgos sólo se puede comer en Burgos y porque uno anda siempre buscando si halla alguna semejante a la que servían en el bar, ya desaparecido, que había en la Llana de Adentro, donde también preparaban unos pichones guisados de altísimos vuelos, que a veces, yendo a Santander, nos parábamos en Burgos sólo por aquella morcilla y aquellos pichones.

Luego vienen las alubias, que están de rechupete. Entonces nos acordamos del famoso “¡chocolate!”, que siempre dice nuestro mimoso favorito cuando nos pone las suyas, que son de Tolosa, en el Betelu de la calle Florencio Llorente. Tan buenas están las alubias que repetimos, porque la alubia siendo buena tiene la cualidad de que entra al cuerpo sin sentirse, siendo el pan que la suele acompañar bien mojado en la salsa, el que de verdad pesa en el bandullo. Las guindillas refrescan de perlas el guiso y prepara la llegada de las carnes de esa sinfonía porcina que completa el poder de la tal olla, porque a continuación es cuando aparecen en la mesa el espinazo adobado, la oreja, el chorizo, más morcilla cocida, la costilla adobada, la panceta, el pie del cerdo y el relleno, en suficiente cantidad como para poner a prueba la fuerza de los comensales que, como es natural, salen derrotados del encuentro con tales potencias de la naturaleza.

Al terminar señalamos a Ana la soleada tarde y lo desacertado de la predicción sobre el tiempo.

Ella nos dice:

-Es que, según dicen los pastores de por aquí, nunca que dan nieve en lo bajo ésta llega, que se queda en las montañas. Aquí cuando cae nieve es cuando viene alta.

-Pues será eso, que ellos sí que saben.

Volvemos para Madrid tan satisfechos. A nuestra izquierda se queda, toda nevada de nieve nueva, la Sierra de la Demanda, y pensamos en lo que apetecería girar el volante y dedicar un tiempo a rebuscar por aquellos parajes, que por allí están las cosas secretas que Gómez Izquierdo tiene que mostrarnos.


El cochino

El comedor

La cuenta

Petia Petrov. Un zar castizo

Petrov, el zar

MADRID AL DÍA

Ignacio Ruiz Quintano

Abc

He vuelto al boxeo después de veinte años, cuando la mamá de Poli Díaz, ya en la amanecida, recién apeados todos del autobús que nos devolvía de Palencia, le preparaba buñuelos a Jorge Berlanga en su casa del Arroyo del Olivar, a la vuelta de darle su Poli una buena panadera a un panadero de la Tierra de Campos que había tenido la mala idea de querer arrebatarle su título de los ligeros. “Yo mayormente soy de los incrédulos”, soltó Uzcudun un día delante de Ruano, que nunca supo qué querría decirle. A uno, veinte años de incredulidad le dan fe para salir un viernes de este Madrid fantasmagórico de teatrillos subvencionados y dejarse caer en Leganés, por ejemplo, sede de la última velada de boxeo, donde la vida es real. “Donde el dinero no hace feliz -diría también Uzcudun-... porque se ve siempre a otro que tiene mucho más.” Allí vimos a Petia Petrov, un ligero maravilloso de mirada eslava y gorra de chulapo. Petrov viene de un pueblo invicto desde Iván el Terrible, y de él habla y no para Boni, el torero, que lo tiene de maestro como lord Byron -Boni es el Byron, en caballero, de los toreros de plata- tuvo a Jackson, tan “gentleman” como este Petrov seguro y rápido en el ring, modesto y cordial fuera. En Vallecas lo llaman “El Zar”, y es un zar castizo, ruanescamente adornado con una humildad simpática de discóbolo del pueblo madrileño (al que Gallardón pretende, en vano, barcelonear), con su gabardina y su gorrilla, sin renunciar a su origen, un alma rusa pasada por la mirada de Chaves Nogales, que bien podría escribirnos la historia de El maestro Petia Petrov, que estuvo allí. ¿Y qué hace aquí Petrov, con sus puños de oro y su gorrilla de cuadros, en esta ciudad donde al pobre Sánchez-Rojas le llamaban “el chulo de Santa Teresa” sólo por el dinero que sacaba a la Santa publicando artículos sobre ella? Petia Petrov, “El Zar”: excelente boxeo y mejor literatura.

Carta a los Reyes Magos de la hija del represaliado franquista

Jóvenes y sobradamente preparados

Viejos y malamente acostumbrados

El aterrizaje de la ex vicepresidente primera del Gobierno en el Consejo de Estado no está siendo del todo pacífico. Motivo: la cantidad de privilegios que ha demandado al presidente
.

Click, click y click

Peor que con Pellegrini

El mejor 7 que haya habido con camiseta del mercadillo,
en El Plantío


Francisco Javier Gómez Izquierdo

Goleada. Mal partido para el buen aficionado. Cortocircuito en el Madrid y cierto vicio que parecía erradicado. El Real es el más rico y parecía que los mejores estaban dispuestos a tirar del carro, pero en la Casa Blanca sigue habiendo pobres con dinero. Escribo de memoria y con prisa, pero recuerdo un partido en Zaragoza del Barça de Cruyff. 6-0 a favor de los maños y “El Flaco” soltó una frase para la historia culé: “Nos viene bien una derrota así”. Creo que no volvieron a perder. Mourinho ha visto que Özil sabe lucirse ante juveniles, pero no es artista para los grandes partidos, y no es que uno quiera llevar razón a la primera oportunidad.
En realidad, creo que el equipo se ha sentido extraño y puede que bloqueado ante la posible exigencia del míster. Como a Rambo, les pesaban las piernas, y el caso de Sergio Ramos ha sido revelador. No se puede hacer peor partido y no se puede vivir de ser campeón del Mundo. En Camas y Utrera, puede perdonarse el error, pero que un tal Jeffren te ponga en ridículo es insoportable para tipos como Mourinho. Hagan el favor de ver despacio la repetición del último gol y fíjense en las maneras del sevillano. De los malos modos de niño caprichoso, mejor lo dejamos. Como tampoco voy a hacer referencia al canguelo insuperable que asalta a Cristiano cada vez que se enfrenta al Barcelona. Se bloquea, pero no desperdicia la ocasión de dejar su impronta de chulo de discoteca.* Sergio y Cristiano son dos claros ejemplos de pobres con dinero. De tipos que empiezan siendo graciosos y acaban estomagando. Al portugués “apolíneo”-palabra que usaban los cursis de mi época- alguien debe decirle que el Madrid es más que CR7. Mucho más. Hay cosas que Mourinho no tenía previstas. Tal que la desconcentración de estas dos alhajas, el anarquismo salvaje de Marcelo, y la falta de esa intensidad que tan predicada tiene. Acaba de hablar y no ha dicho ningún nombre. No se ha quejado de nadie y ha saludado educadamente a Barcelona. Hoy le han fallado los suyos. El Barça ha estado en tigre majestuoso y el Madrid en gatito de dientes limados. En gatucho de convicto antiguo. Lo de Benzema no le ha sorprendido, pero lo del resto...
Lo mejor de hoy, es que aún hay Liga. Partido no ha habido.
_______

*Nota del editor:
El chulo de discoteca en esta ocasión fue Gandhi Guardiola, el de la levita, que simuló agresión facial de Cristiano y exigió mediante tremendos aletazos sanción a Carvalho, víctima de un mordisco de Messi por la espalda
.

Lío en Río



El Señor es mi pastor

CLICK

Divinidades taurinas en Cataluña

Martes, 30 de noviembre

Urbanidad, s. La forma más aceptable de la hipocresía. Especie de cortesía que los observadores urbanos atribuyen a los habitantes de todas las ciudades, menos Nueva York. Su expresión más común consiste en la frase "usted perdone"; no es incompatible con el desprecio de los derechos ajenos.
DICCIONARIO DEL DIABLO / AMBROSE BIERCE

Viene a cuento de las lunas rotas en Barcelona, donde estuvo bien Iturralde: no señaló el penalti a Cristiano. Y raro el Gandhi de Sampedor: simuló una agresión de Cristiano y dio un espectáculo de aletazos por el mordisco de Messi al omóplato de Carvalho. Inaudito lo de Canal Plus, una TVde pago que ameniza el fútbol con los locutores Martínez y Robinson, dos insufribles hooligans culés que son el Juanito Navarro y la Doña Croqueta de nuestros días.
.
Ignacio Ruiz Quintano

La vaca socrática, 91

La vaca payasa

lunes, 29 de noviembre de 2010

Homo homini lupus


¿Quiénes son los quince miembros del nuevo Consejo de Administración de Prisa?


Click



Seny, feeling y colonia

Por qué será que todos los jugadores que han pasado por Mou le adoran e idolatran y los que han pasado por Pep lo ponen a parir?... Será por el seny? por el feeling? por la colonia?
(Comentario de internauta en Marca)

Click

Fiebre siciliana

El Caballero Negro

Cartel de toros Sevilla 2011,
de José María Sicilia


Cartel publicitario de la Cope

Lo que quedó del Caballero Negro en
Los caballeros de la Mesa Cuadrada

El día más aburrido del siglo XX

Wikileaks nos hace voyeurs globales

Wikileaks ha publicado 220 documentos secretos de la diplomacia norteamericana. No ha hecho más que empezar (...) He leído solo media docena. En este post hablaré de qué significa, más que del contenido. No puedo evitar que me parezca fascinante. Aunque nada me ha hecho saltar de la silla: ni la amistad de Putin con Berlusconi, ni las donaciones saudíes a Al Qaeda, ni el temor árabe a un Irán nuclear, ni un Karzai corrupto y paranoico, ni el gobierno de Yemen que haga pasar los bombardeos americanos como propios. Pero la candidez de algunas declaraciones, la acidez de otras o el nivel de detalle informativo es espectacular. Como dice el New York Times, leerlo tiene algo de voyeurs globales.

En Obamaworld

Per signum crisis

Puerta del Sol
In albis

Banco de España
En pelota

Calle de Fuencarral
Algo de él

Gran Vía
Pelando pavas

Plaza de Oriente
Cama de matrimonio

Avenida de los Toreros

El seny catalán

Mou en el Camp Mou*

Baño de seny al Inter

Chorros de agua clara*


-Lo malo de ganar en Barcelona es que te tiran al pilón.

__________

*Camp Mou: justicia poética reclamada por David Gistau
**Alusión al "vaso de agua clara" que es el catalán para don José María Pemán

En defensa (dentro de un orden) de José María Sicilia


Juanpedro de Manzanares
7 de Abril de 2008


José Ramón Márquez

Lo evidente, lo que muchos aficionados esperan, o esperamos, de un cartel es el Ruano Llopis o el Roberto Domingo, pintores taurinos, de escuela, con oficio y buen gusto. Entre aquellos que rezaban ‘Ha dispuesto el Rey Nuestro Señor...” y estas propuestas, digamos, modernas se encuentra toda la historia del toreo, que si hablamos de feismo, a los que pintó Escarcena había que echarles de comer aparte.

Luego hay más cosas. Muchos dicen, Cossío entre ellos, que en la historia del cartel taurino es Sevilla donde más se rompe y donde aparecen nuevas soluciones artísticas. Yo creo que eso deberíamos preguntárselo a Begoña Torres, que es la persona que con más fundamento sabe de carteles taurinos, como demostró cuando fue la comisaria de la magnífica exposición “El cartel taurino” que se celebró en el verano de 1998 en las salas del entonces Museo de Antropología en La Moncloa. Yo me malicio que ella en esta discusión seguramente nos diría que los más rompedores en la cartelería taurina fueron los bilbainos o los catalanes.
Realmente lo que aquella seleccionadísima muestra demostraba es que el cartel de toros iba parejo a la evolución de la sociedad, de sus gustos y de las cambiantes modas, y que entre 1910 y 1950 se produjo un largo y fecundo momento por la multiplicidad de tendencias y de personas que abordaron este tema artístico. Claro que no debemos olvidar que en aquellos momentos se vivió la edad de oro de la cartelería publicitaria.

Por eso es que, aunque muchos lo consideremos, a la vista de los resultados, un intento fallido, yo creo que es estimable la idea de encargar los carteles a diversos artistas de renombre. Quizás lo suyo sería encargárselos a cartelistas, y estoy pensando en el de más talento que conozco, que es Roberto Turégano, que ha hecho algunos de los mejores carteles que se han visto en Madrid entre los 70 y los 90; y digo los noventa porque creo -y ahí es donde quería llegar- que el mundo del cartel anunciador está viviendo sus últimos momentos.

En la actualidad hay pocas compañías que hagan carteles; la moderna sensibilidad sobre limpieza de las ciudades y la existencia de canales electrónicos más que suficientes han ido haciendo desaparecer el cartel de nuestras vidas. Hace veinte años no había actividad que no tuviese su cartel, desde las fiestas del distrito de Ciudad Lineal hasta el día de las Fuerzas Armadas o el Festival de Otoño. Hoy ya no. Salvo en los toros, que parece que siempre llegamos tarde a todo.

La cuestión es que una vez que se toma la decisión de encargar el cartel a un artista, hay que tragarse lo que te eche, que por algo el arte del siglo XX es sacrosanto. Vamos, que a Miguel Ángel se le podía enmendar la plana lo que quisiera el que pagaba la obra, pero que a estos de ahora no. Aquí lo único que queda es que, si se monta un pequeño jaleo porque el cartel de marras no gusta, salga el Maestrante de turno, me parece que el Teniente de Hermano Mayor, con la blazier azul de botones dorados, diciendo que a ellos el que les recomendó a Sicilia fue “el Rey Nuestro Señor”, con lo que se establece una hermosa simetría entre los carteles más antiguos y los más contemporáneos.

¿Y Sicilia, qué? Pues yo creo que Sicilia molaba cuando se vino arriba en los años en que parecía que todo sería posible, cuando entre Ullán y Vijande le hicieron un nombre de sopetón, sin comerlo ni beberlo. En aquellos tiempos, a él y a otros cuantos de aquel momento, algunos ya totalmente desaparecidos, les llamaban ‘los niños de oro’. Bueno, pues desde aquel juvenil expresionismo y el deslumbramiento del propio e inesperado éxito de los años ochenta, hasta estas cosas de ahora de Eros y Tánatos, del misticismo, de la visión interior, del color blanco en el que se contienen todos los colores, se nos ha ido pasando la vida artística.
Declaraba el artista hace unos años que “es inútil creer que mi trabajo influye en la sociedad. Tampoco la sociedad se asoma a contemplar mi obra, que no tiene nada que ver con su marcha”. Ahora, como si fuese un hecho artístico perfectamente diseñado, gracias a la mediación de los Maestrantes, se ha escenificado perfectamente aquel abismo, que indiscutiblemente le pertenece como creador. Sin embargo, inevitablemente, surge la pregunta ¿No había otro toro?


Victorino del Cid

Lunes, 29 de noviembre


EL CLÁSICO

El clásico tenía que haberse jugado el sábado, pero se juega hoy, lunes, porque ese basilisco de la lucha de clases que es Roures ha atendido el deseo de Pep Gandhi Guardiola, el filósofo responsable del método Chigrinski. Ponen, pues, el escenario. Ponen la fecha. Ponen el árbitro (Iturralde, un regalo de Villar). Ponen el ruido del pesebre periodístico. Y ponen a Zapatero, el Mugabe de León, que comparte lecturas con el Gandhi de Sampedor y que con la solemnidad propia de los de su clase ha relatado una visión habida en su biblioteca de La Moncloa:

-Que gane el Barça 4 por 2.

Lo normal sería que el Madrid pusiera los goles.

Ignacio Ruiz Quintano

La vaca socrática, 90

La mamella catalana

domingo, 28 de noviembre de 2010

Ora pro nobis

José M. Guardia
Barcepundit

Y aquí me tenéis, esperando que todos los que decían que Bush era un pirado fanático ultrarreligioso por leer cada mañana un fragmento de la Biblia digan ahora lo mismo de Obama. Estoy sentado, no os preocupéis.

Kennedy, 50 años ha



In illo tempore


CLICK

Potele y Messi

Potele, el último del Rayo

Francisco Javier Gómez Izquierdo

Uno o dos años antes de ir a la “mili”, recuerdo que Felines y Potele subieron al Rayo a 1ª. A Potele le relaciono siempre como alumno de García Verdugo, y como un pluriempleado de finales de los 70. Para nosotros, el comunismo del fútbol estaba en el Rayo. Era compañero de Chufi, un defensa que pidió Naya para el Burgos con mucha insistencia. Chufi llegó un jueves por la tarde a Burgos, en pleno partidillo, y al asomar por el túnel, Naya lo abrazó efusivamente. Gorospe, Valdés, Sistiaga, Viteri... se pararon inconscientemente, y José Antonio Naya se volvió indignado hacia ellos dando gritos de orate: “¿Quién coj... les manda parar? ¿Para qué les pagan a ustedes?”. Como los Van Gaal o Mourinho de hoy.

A mí, Naya siempre me pareció un entrenador sin aprovechar. Me consta que los jugadores no le podían ver porque hasta les esperaba en la puerta de casa, si alguien le chivaba que “Fulanito” trasnochaba. Por aquel tiempo, y aun hoy, a mi amigo Gaitu y a un servidor nos caía bien el Rayo. Los partidos en Vallecas se disputaban a la hora de misa y los aficionados del barrio freían chorizo y panceta y hasta hacían migas en la grada. Potele trabajaba y jugaba al fútbol y tengo para mí que el año que subieron pactaron con el Getafe. El empate salvaba al Geta y ascendía al Rayito. Por supuesto empataron y doy por hecho que hicieron bien...
El editor de Salmonetes..., amigo que interpreta el fútbol como si fuera un pasaje de la Biblia, mezcla a Messi con Potele y prefiere los modales de Ibrahimovic y Cristiano a los del argentino y los Chavis*. En éste país se es del Madrid ó el Barça, y llegada la fecha del enfrentamiento de los dos colosos, sus aficionados sueltan desatinos sin conocimiento. Nadie tan honrado como Potele en “la comparanza”, pero don Ignacio acierta a su pesar en la relación. La modestia y el agradable trato de los dos bajitos de distintas épocas son muy parecidos... y muy de admirar.
La calidad futbolística de Cristiano es semejante a la de Messi, pero “la pulga” la ha enseñado más y mejor. Tengo el convencimiento de que mañana no es un duelo Messi-Cristiano ó Mourinho- Guardiola**... pero pudiera serlo. Si el partido lo resuelven los entrenadores puede que gane el Madrid, pero si se ha de decidir entre el argentino y el 7, se lo lleva el Barça, seguro.

___________

Notas del editor
*Venimos de Grecia y Roma, donde veo a Ibrahimovic y a Cristiano, pero no a Messi/Potele y tampoco a los Chavis/Felines

**El duelo de mañana es Iturralde/Villar-Real Madrid, al que ya espera el gordo Platini en la Uefa, que el martes cortará cabezas para satisfacción de la mafia cursi

La resurrección del boxeo

David Gistau
El Mundo

La asociación entre Rimer Box y Barceló quedó sellada por un detalle que tuvo lugar en la esquina de Navascués. Como indios que hubieran mezclado la sangre, Sánchez Atocha llevaba puesta la camiseta del equipo de Valenciano, y Valenciano, la del de Sánchez Atocha. Así terminaba el viejo antagonismo de los promotores más importantes del boxeo español, que ahora, al compartir recursos, están recuperando el fulgor del “noble arte” con veladas tan trepidantes como la del pasado viernes en La Cubierta de Leganés, con tres cinturones en disputa y un desafío España-México aleteando en el ambiente. En las sillas de ring, había guapería de la fama, lozanas muchachuelas que pusieron al K.O. letárgico del “Chuy” Ruiz la misma cara de espanto que en las cornadas de Las Ventas, y dos campeones del mundo, cargado el uno de leyenda, de futuro el otro: Castillejo y Campillo, que gasta un donaire como del Madison Square Garden matizado en Vallecas.

En opinión de este cronista, el boxeo más resplandeciente de la noche lo puso un madrileño de Rusia, Petia Petrov, que, al dejarse ceñir el cinturón de campeón Latino de los ligeros, llevaba ladeada una gorra de chulapo que conectaba, al modo proustiano, con la memoria del Campo del Gas y de los barrios que siempre suministraron voluntarios a las escuelitas de hombría del boxeo. Cerca de las cuerdas, no cesó de alentarle el Boni, un torero de la cuadrilla del Cid que de vez en cuando se calza los guantes para recibir clases del ruso: “Pega y vete, pega y vete”, siempre le dice Petrov, que se aplicó la fórmula en su combate contra el mexicano Uruzquieta, por lo que se hizo inasible entre esquivas y un juego de pies perfecto, como el de la mariposa de Alí que anticipaba las incursiones de la avispa, con el que se escabullía intacto cuando le era achicado el espacio junto a las cuerdas. Petrov salió del ring casi como había entrado, sin una muesca de devastación. Y Uruzquieta, a quien se le abrió un párpado por el cual al cabo pararon la pelea, aun siendo un boxeador menor por comparación, dio una muestra de coraje espléndida, todo alma el chaval, que no tuvo culpa de quedarse por un rato tan lejos de Dios y tan cerca de Petia Petrov.

El título más categórico de la noche fue el mundial Plata de los crucero que ganó David Quiñonero, un pegador nato que, con los tatus, la perilla y la cabeza rasurada, parecía un secundario de “Prisonbreak”. Se lo riñó el “Chuy” Ruiz, quien apareció vestido de mariachi en el pesaje, y luego salió al ring con un poncho identitario. Con la derecha de Quiñonero, el “Chuy” tuvo la misma relación que los patos con la escopeta. Logró postergarla durante cinco asaltos de boxeo atorado en los que Quiñonero no percutió, ni tampoco acabó de encontrar recursos para obligar al “Chuy” a plantarse y aceptar el intercambio. Tenía sabido que no lo aguantaría. Pero un combate se hace demasiado largo para quien sólo sale con la intención de que no le entre una mano fulminante. Y la de Quiñonero por fin hizo contacto en el sexto: el “Chuy” se desmadejó como si le hubiera chocado un Mini Cooper, y no había terminado de caer cuando Quiñonero le dio el de gracia con un golpe en la nuca, parecido al que recomendaba Foreman para asegurarse de que el rival no saldría de la cuenta, que en las sillas de ring fue bautizado como “conejero”. El “Chuy” permaneció un rato largo tendido, ventilado por los médicos, y, más que dañado, lo que parecía era estar asegurándose de que Quiñonero estuviera ya en Baleares antes de levantarse.

Soraya Sánchez, la campeona de Europa, peleó con Fredee González: un tosco ventilador de voleas, a lo Bud Spencer pero en chiquitín, ante el cual Soraya tuvo al principio demasiada fijeza, lo que le impidió imponer su boxeo más técnico, además de ponerla en peligro. Cuando se movió y enlazó series, ganó a los puntos sin apuro. La velada languidecía, ya casi en la madrugada, cuando peleó uno de los púgiles más carismáticos y queridos del ambiente: Pablo “Huracán” Navascués, que se hizo anunciar por la canción que Dylan compuso para “Hurricane” Carter, y luego pidió diez toques de campana en recuerdo de un amigo muerto. Navascués casi descalabró en el segundo al mexicano “Charal” Rodríguez, pero luego se le alargó el combate sin volver a encontrar hueco para el jab de izquierda: ganó en los puntos. Si llegó a faltarle pegada con la que acabar antes, luego averiguamos por qué: al abrazarse con los suyos, lamento: “Me he jodido la mano”. Y en verdad la presentaba tumefacta, probablemente rota.


Triunfador en La Cubierta de Leganés

Azul* para todos los gustos

Barcelona'74
Del azul de Samaranch y Martín Villa...

Barcelona'10
...al azul de los castellers de Esplugas

L'Art c'est l'azur
Victor Hugo

__________

*Rubén Darío


"¡Bar-ça, Bar-ça! ¡Bar-ça, Bar-ça!"

Carnés de ruta por los despilfarros


-De Pamplona a Soria. Click

-De Soria a Medinaceli. Click

-De Medinaceli a Guadalajara. Click

-De Guadalajara a Madrid. Click


Cartel de Sevilla. El siglo del cuerno*

Nuevo cartel de Sevilla: No es uno de los Tornays lidiados en Daimiel, sino un juanpedrillo lidiado en La Maestranza el 7 de Abril de 2008, con Ponce, Castella y Manzanares

Sicilia, el autor, se hace el gracioso:

-Esto es lo que he querido transmitir: la vida y la muerte, la luz y la sombra. (Click)

Un aficionado se rebota:

-Quien no ha visto toros en El Puerto no sabe lo que es una tarde de toros; quien no ha visto los carteles de toros en Sevilla no sabe lo que es una mojonada abstracta. Media mojonada, en el caso que nos ocupa este año. (Click)

Los epigramistas levantan las orejas:

Vender vi en una feria
de ciervo un cuernecito,
con su engaste de plata
asaz mono y pulido.

(Seguir leyendo)

Elecciones catalanas: al forastero, ni agua



Domingo, 28 de noviembre

CRISIS FINANCIERA

Tiberio había acumulado riquezas enormes en su largo reinado. Calígula las dilapidó en nueve meses y volvió a llenar las arcas elevando los impuestos y condenando a muerte por lesa majestad a los súbditos más ricos. Un día pronunció cuarenta sentencias de muerte en un tiempo mínimo: cuando su mujer se despertó de la siesta, Calígula se enorgullecía ante ella del dinero que había ganado durante su sueño.
ROMA / CARL GRIMBERG

Ignacio Ruiz Quintano

El día del buitre solitario

Buitres colocados conforme al manual


Francisco Javier Gómez Izquierdo


Un buitre solitario y descolocado. Un buitre en la copa de un pino. Un insólito imprevisto. Una metáfora para el Madrid-Barça.

Aplaudimos las virtudes técnicas y el fluir futbolístico del Barça. Creemos que no hay nadie como Messi*. Pedimos la inmortalidad para Xavi Hernández, al que Casillas pone donde se debe. Tenemos a Iker como el mejor portero del mundo. Admiramos el galopar por la izquierda de Cristiano. Creemos haber descubierto que en Mourinho todo es más pose que maldad. Teme el Camp Nou a Di María, el genio que está llegando...
Los sesudos analistas saben todas las claves: que si robar pronto, que si presionar más arriba, que debilidad en Marcelo, que cuidado con las ayudas... Llega el día y un instante tira por tierra toneladas de papeles con “borratajos” y vagones de palabras gastadas... Llega el día y un suplente como Baptista gana un partido. Llega el día y Caín (Ibrahimovic) da su sangre para que viva Abel (Guardiola)**... Llega el día y hay un buitre solitario subido en un pino. Un bicho que nadie espera en improbable lugar y zás: Iturralde da penalty por córner, Khedira marca desde el centro del campo, a Iker se le escapa un balón...

Es el buitre animal gregario y suele posarse en altos riscos, pero si usted es paciente en la observación año tras año, se topará con el solitario buitre donde menos se lo espera.
___________________

*No es el caso del editor, que piensa que Messi es la versión argentina del rayista Potele, muy inferior a Cristiano Ronaldo

**Tampoco es el caso del editor, que piensa que Ibrahimovic es Abel, y Caín, el Gandhi Guardiola, prototipo del cursi español -alma gemela de Zapatero- que cree sacudirse el pelo de la dehesa con un librillo de poesía


Buitre solitario desafiando a las señales de precaución